TrainingBoutique

4 claves para combatir el COVID

Es de sobra conocido que tener una buena salud es la clave del éxito. La pregunta es clara, ¿Qué tenemos que hacer para obtener un estado óptimo de salud?

En tiempos de pandemia, debemos trabajar sobre nuestros hábitos con el fin de tener un sistema inmune que pueda hacer frente a toda clase de virus.

Hoy, vamos a hablar sobre qué podemos hacer para fortalecer este sistema (si realmente se puede) y qué acciones realizar para crear una barrera que nos proteja frente a toda clase de patógenos.

Antes que nada, vamos a conocer un poco más a nuestro sistema inmune. Es el jefe de seguridad, que conoce todo lo que entra y lo que no en nuestro cuerpo. Su función prioritaria, es defendernos de organismos infecciosos mediante una serie de respuestas inmunes.

En caso de que este sistema funcione correctamente, tenemos altas probabilidades de éxito para recuperarnos ante el ataque de un patógeno infeccioso, en cambio, si dicho sistema se encuentra debilitado puede favorecer la entrada de patógenos y generar enfermedad.

Realizar en nuestro día a día acciones que mejoren nuestra salud como llevar una alimentación equilibrada, realizar ejercicio físico, dormir las horas suficientes o gestionar de forma adecuada el estrés, nos proporcionará un equilibrio corporal que ayudará a combatir el virus en caso de infectarnos.

 A continuación, explicaremos 4 claves para mejorar nuestro sistema inmune:

Correcta alimentación

Las personas que no llevan unos adecuados hábitos alimenticios, podrían en caso de contraer el COVID-19, sufrir unas consecuencias más graves de la enfermedad. Así pues, se ha observado como las personas con obesidad son más vulnerables a desarrollar la enfermedad debido a su estado crónico de inflamación.

Actividad física y ejercicio

La actividad física podríamos describirla como todo aquello que hacemos en nuestro día a día y que supone un movimiento. El ejercicio, en cambio, es todo aquel movimiento que realizamos de forma programada y pautada.

La clave es conseguir combinar ambas durante la semana con el objetivo de mantenernos lo más activos posibles, ya que se ha visto como las personas que realizan ejercicio físico, tienen un sistema inmune más fuerte además de prevenir otra serie de enfermedades.

Descanso

Este hábito, es de los más importantes y sobre el que deberíamos poner el foco ya que en muchas ocasiones es el mas infravalorado. Aquí, es más importante la calidad que la cantidad. Trata de seguir un horario regular durante toda la semana, evita distracciones antes de irte a dormir, olvídate del móvil y no realices cenas copiosas.

Gestiona el estrés

Este aspecto, es clave para que tu sistema inmune no se vea debilitado. El estrés crónico que sufre una parte elevada de la población, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades virales.

Largas jornadas laborales, dificultad para conciliar, la contaminación y no tener tiempo para disfrutar de actividades de ocio están directamente relacionadas con mayores niveles de estrés. Si a estos aspectos anteriores, le añadimos la sobreinformación negativa a la cual estamos expuestos se forma una combinación que altera nuestro equilibrio y nos hace más débiles.

Compártelo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos relacionados